• +52 (985)104 9171

MELIPONA BEECHEII

Hotel Zenti'k Project

La historia del cultivo de miel de abejas sin aguijón entre los mayas se remonta a la prehistoria americana y su presencia aún persiste en el siglo XXI. La meliponicultura sigue siendo parte de los mecanismos de subsistencia de algunas comunidades indígenas.

Actualmente las abejas meliponas se consideran una especie en peligro de extinción. 

En Zentik Project nos sumamos al rescate, conservación y concientización de esta tradición milenaria y así el consumo de la miel melipona.

La miel de la abeja Melipona contiene excelentes propiedades para mejorar múltiples afecciones, aumentar las defensas y ayudar a todo el sistema inmunológico, destacando sus propiedades antibacterianas.

En el códice Tro-Cortesiano (Códice Madrid) se encuentra el principal testimonio prehispánico (Posclásico tardío) de creencias y prácticas de los mayas yucatecos que tenemos sobre la meliponicultura, en específico la melipona beecheii.

La melipona beecheii no tiene aguijón y para defenderse utilizan ataques masivos, mordiscos con eyección de sustancias ácidas y resinosas.

La entrada a su nido tiende a ser muy reducido y normalmente se limita a un solo orificio para que la abeja guardiana pueda, en el caso de ser necesario, obstruir con su cuerpo el túnel de acceso.


La melipona beecheii es un animal sociable que vive en colonias construidas por obreras, y cuenta con una hembra reproductora.

Las flores que prefieren visitar son el xtabentun, tsots kab, floraciones de limonaria y lluvia de oro.

Los nidos de la melipona beechei en estado silvestre se encuentra oquedades de los árboles. Los mayas antiguos crearon sus propios nidos en un tronco ahuecado llamado jobon.

El jobon se constituye en 3 partes:

1) La cámara de crías, donde habitan las crías y la reina.

2) Los potes o celdas de almacenamiento de miel y polen.

3) El basurero, donde se encuentran los desechos y los cuerpos de meliponas muertas